Beneficios económicos de la ingesta de fibra dietética

Beneficios económicos de la ingesta de fibra dietética

En España, 9 de cada 10 españoles no ingieren diariamente la cantidad de fibra recomendada.1 De media el 16% de la población en Europa padece estreñimiento,2 aunque raramente supone una dolencia de carácter grave y su tratamiento es sencillo, cada vez existe mayor evidencia de que el estreñimiento funcional afecta significativamente a la calidad de vida y puede llegar, en casos extremos, a tener como resultado la pérdida de productividad en el trabajo. Además, representa una carga económica, tanto para el paciente como para los presupuestos de atención sanitaria. Hay muy poca información disponible acerca de los costes derivados de tratar el estreñimiento en la población española, sin embargo en el Reino Unido se estima que hasta un 10 % del volumen de trabajo clínico y un 14 % de los presupuestos de atención sanitaria se dedican a ello.3

Si bien hay ciertos casos en los que el estreñimiento podría ser indicativo de un problema más grave, en otros muchos se puede mitigar simplemente mediante pequeños cambios en la dieta. La modificación de la dieta es una opción eficaz y económica para ayudar a mejorar la salud intestinal, además de una alternativa a tratamientos de tipo farmacológico.4

Solo 1 de cada 10 españoles ingiere diariamente la cantidad de fibra recomendada 1

La fibra es un nutriente destacado que se debe tener en cuenta en la dieta y su deficiencia es habitual en España. Pequeños cambios en los hábitos dietéticos pueden tener como resultado un aumento significativo de la ingesta de fibra y suponer así una ayuda para el alivio de los síntomas del estreñimiento.

La ingesta media de fibra dietética en la población española es inferior a la recomendada. La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) recomienda una ingesta de fibra para los adultos con un movimiento intestinal normal de 25 g al día.5 Sin embargo, la ingesta media de fibra en la población española es de tan solo 19 g al día.1

En EE. UU., donde la deficiencia de fibra y su consecuencia -el estreñimiento- también son habituales, se estima que se podría ahorrar una cantidad de 12.700 M$ en costes directos de atención sanitaria derivados del estreñimiento solo con aumentar la ingesta de fibra en la dieta.6 Para España, se ha publicado reciéntemente una evaluación similar sobre el posible ahorro que supondría para la sanidad el aumento de la ingesta de fibra dietética.2

Con leves cambios en las ingestas de fibra se podría generar un ahorro potencialmente significativo en costes sanitarios

El modelo económico utilizado toma un enfoque conservador por el que se asumía que un 25 % de los adultos no realizaría ninguna modificación de su ingesta de fibra, otro 25 % aumentaría la ingesta en 3 g/día, otro 15 % en 4 g/día, otro 25 % en 5 g/día y otro 10 % en 11 g/día.2 El ahorro potencial para España se estimó en 121 M€. Y España no es la única, el mismo modelo se aplicó para al Reino Unido e Irlanda, mostrando potenciales de ahorro de 127 M£ y 8,7 M€ respectivamente.2

Se trata de unos cambios en la dieta que son realistas y fácilmente alcanzables mediante el fomento del consumo de alimentos altos en fibra, sin que ello afecte de forma significativa o adversa a los hábitos dietéticos.

El consumo de entre 3 y 5 g adicionales de fibra se puede lograr con una dieta variada y equilibrada, eligiendo alimentos ricos en fibra, como la pasta, y pan integral, frutas, verduras, legumbres, y cereales de desayuno entre otras opciones. Por ejemplo los cereales All-bran Plus de Kellogg’s contienen 11 g de fibra de salvado de trigo en cada ración (40g).

Para descargar el artículo completo del estudio económico realizado en España, Reino Unido e Irlanda, haz clic aquí (el artículo está publicado solamente en inglés).

Para consultar el estudio económico publicado para EE. UU., haga clic aquí (el artículo está publicado solamente en inglés).

Referencias:

  1. Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad. Evaluación Nutricional De La Dieta Española. I Energía y Macronutrientes. Sobre datos de la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética (ENIDE)2011.
  2. Schmier et al (2015) Cost savings of reduced constipation rates attributed to increased dietary fibre intakes in Europe: a decision-analytic model. Journal of Pharmacy and Nutrition Sciences. 5: 14-23
  3. Jones (2008). Primary care research and clinical practice gastroenterology. Postgrad Med J. 84: 454-8
  4. O’Sullivan (2012). The superior benefits of wheat bran fibre in digestive health. European Gastroenterology & Hepatology Review.8: 90-3.
  5. EFSA (2010) Scientific Opinion on Dietary Reference Values for carbohydrates and dietary fibre. EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition, and Allergies (NDA). EFSA Journal 2010; 8:1462
  6. Schmier et al (2014). Cost savings of reduced constipation rates attributed to increased dietary fiber intakes: a decision-analytic model. BMC Public Health.14: 374.