Las grandes etapas de la fabricación de cereales

Las grandes etapas de la fabricación de cereales

La fabricación de cereales para el desayuno es un proceso sencillo, basado en las dos estrategias principales de fabricación de copos o extrusión (creación de formas). El grano se limpia y, si es necesario, se muele para retirar la cáscara antes del proceso de cocinado. Cuando se trata de los cereales integrales, las capas fibrosas exteriores del grano se dejan intactas.

En el caso de los cereales en copos, el grano de cereal se aplana entre dos rodillos, generando el laminado del grano. Se añade cualquier ingrediente adicional, además de vitaminas y minerales, y se hornea y se seca el grano para que quede crujiente.

En el caso de los cereales extrusionados, el proceso es diferente. Se muele el grano para hacer harina y luego ésta se mezcla con cualquier otro ingrediente y agua para formar una pasta. A continuación, se da forma a la pasta con un extrusor y se hornea. De forma similar a los copos de cereales, los cereales con forma específica pasan por un proceso de secado para aportarles su textura crujiente habitual.