Importancia del desayuno para los niños

Importancia del desayuno para los niños

Penny Hunking, Dietista

El desayuno se considera una parte importante de una dieta equilibrada y es una manera fantástica de empezar el día. En general, quienes desayunan ingieren más micronutrientes1 y suelen tener menos sobrepeso2 que quienes no lo hacen. Los niños y adolescentes que desayunan habitualmente también tienden a tener menor índice de masa corporal que quienes no, y menos riesgo de sobrepeso u obesidad3,4. Hay estudios que muestran que el desayuno mejora la concentración y el aprendizaje, sin embargo los datos que revelan las encuestas realizadas muchos niños omiten el desayuno. De esta manera, promocionar el hábito del desayuno debería ser un punto esencial de la educación de los niños.

Los niños necesitan ingerir vitaminas y minerales para ayudar al correcto crecimiento y desarrollo, los estudios muestran que aquellos niños que realizan el desayuno, alcanzan mejor las ingestas diarias recomendadas de nutrientes.5 Además, suelen ingerir más vitaminas y minerales esenciales, en particular si desayunan cereales y leche ya que los cereales para el desayuno suelen estar enriquecidos y la leche aumenta notablemente la ingesta de calcio.1

La importancia del desayuno sobre la función cognitiva se ha estudiado con cierto detalle en adultos jóvenes5, y aumenta el interés por conocer su efecto sobre el rendimiento y el aprendizaje escolar en niños. El combustible principal del cerebro es la glucosa, y todo depende de que haya un suministro constante de ella en el torrente sanguíneo. Al levantarnos por la mañana debemos tener en cuenta que hemos pasado por un periodo de "ayuno nocturno", y desayunar aumenta el nivel de glucosa en la circulación. La glucosa afecta por sí misma a la función cognitiva, aunque los mecanismos de acción exactos no se han determinado y necesitan estudiarse con más profundidad6.

Cada vez se acepta más la idea de que el desayuno ayuda a mejorar la función mental de los niños en ámbitos como la lectura, la resolución de problemas, los ejercicios matemáticos, la capacidad de atención y la comprensión auditiva,7, 8, 9 y este efecto se mantiene durante horas después de haber realizado el desayuno.10, 11 El efecto beneficioso del desayuno tal vez sea mayor en niños con carencias nutricionales.12 No obstante, es necesario investigar más para comprender los efectos del desayuno en niños y adolescentes, y poder recomendar exactamente la cantidad y la composición óptima del desayuno para ayudar a mejorar la función cognitiva de los niños.

La importancia del desayuno no debe subestimarse, existen numerosos estudios sobre los efectos beneficiosos para el bienestar general y el desarrollo mental. El desayuno no debe ser algo complicado, más bien al revés: con un tazón de cereales enriquecidos y leche, a ser posible añadiendo fruta o un vaso de zumo, se consigue un desayuno delicioso y nutritivo, ideal para toda la familia.

5 consejos para animar a desayunar a los niños

  1. Ponga la alarma 10 minutos antes para tener un poco más de tiempo para desayunar
  2. Siéntense a desayunar en familia
  3. Prepare los tazones, platos, cubiertos y alimentos que formaran parte del desayuno en la mesa para poder empezar a desayunar cuando todos estén vestidos y listos para ir a trabajar o al colegio.
  4. Mantenga la curiosidad por el desayuno en los niños: ofrézcales sabores distintos. Variar de cereales, o dejar que los niños los mezclen, ayuda a evitar que se aburran comiendo siempre lo mismo. Compre cereales de desayuno enriquecidos con vitaminas y minerales de diferentes granos de cereal y sabores.
  5. Para el desayuno, añada a los cereales con leche fruta fresca por ejemplo; rodajas de plátano, frutas rojas, manzana, etc., o bien un vaso de zumo de naranja. Así aumentará la absorción de hierro (la vitamina C la fomenta), y a alcanzar la ingesta recomendada por los expertos de “5 piezas al día” de fruta o verdura.

Referencias:

  1. Ruxton CHS & Kirk TR (1997) Breakfast: a review of associations with measures of dietary intake, physiology and biochemistry. Br J Nutr 78, 199-213
  2. Hansen K & Joshi H (2008) Millenium Cohort Study Third Survey: A User’s Guide to Initial Findings, p 162. London: Center for Longitudinal Studies, Institute of Education
  3. De la Hunty A et al (2013). Does Regular Breakfast Cereal Consumption Help Children and Adolescents Stay Slimmer? A systematic Review and Meta-Analysis. Obesity Facts 6: 70-85
  4. Hania Szajewska and Marek Ruszczynski (2010) Systematic Review Demonstrating that Breakfast Consumption Influences Body Weight Outcomes in Children and Adolescents in Europe, Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 50:113-119
  5. Dye L et al (2000) Macronutrients and mental performance. Nutrition 16:1021-1034
  6. Hoyland A et al (2008) Acute effects of macronutrient manipulations on cognitive test performance in healthy young adults: a systematic research review. Neurosci Biobehav Rev 32, 72-85
  7. Pollitt et al (1982) Fasting and cognitive performance. Journal Psychiatric Research 17: 169-174
  8. Wyon DP et al (1997) An experimental study of the effects of energy intake at breakfast on the test performance of 10 year old children in school. International Journal Food Science and Nutrition 48: 5-12
  9. Cooper SB et al (2011) Breakfast consumption and cognitive function in adolescent schoolchildren. Physiol Behav 103: 431-439
  10. Mahoney CR et al (2005) Effect of breakfast composition on cognitive processes in elementary school children. Physiol Behav 85:635-45
  11. Ramersaud GC et al (2005) Breakfast habits, nutritional status, body weight and academic performance in schoolchildren and adolescents. J Am Diet Assoc 105:743-760
  12. Hoyland A et al (2009). A systematic review of the effect of breakfast on the cognitive performance of children and adolescents. Nutrition Research Reviews 22: 220-243